CRB

Espacios en doble altura

Valencia · España

UN LUGAR PRIVILEGIADO

Emplazado en una ubicación privilegiada en la orilla sur del antiguo cauce del río Turia, un proyecto de arquitectura e interiorismo de un ático que disfruta de una posición inmejorable entre el ensanche de la ciudad de Valencia y la fachada verde del jardín fluvial.

La ubicación en esquina del edificio permite a su ático obtener unas vistas inmejorables que se abren en abanico desde el puente de la Exposición hasta la ciudad de las Artes y las Ciencias, con el Palau de la Música presidiendo noblemente la escena sobre el ribete verde del parque urbano del antiguo cauce del río Turia. Un espacio exterior recorre la fachada en todo su perímetro, comunicando las diferentes estancias a través de una terraza continua abierta a la arboleda del jardín del río.

JUEGO DE ARISTAS EN CUBIERTAS

Una arquitectura cuya compleja volumetría, contenida bajo la intersección de los múltiples planos inclinados que conforman la cubierta, produce un atractivo espacio con ricas relaciones visuales cruzadas que gracias a los espacios en doble altura quedan patentes desde diferentes espacios de la vivienda.

Y en el desarrollo de este plano superior de techo es donde se encuentra una oportunidad única, ya que brinda la oportunidad de abrir ventanas al cielo, introduciendo fugas lejanas hacia el azul intenso.

A la escasa altura libre disponible en la planta inferior de la vivienda se suman las grandes áreas inutilizables en planta superior por la proximidad de los planos inclinados de cubierta al suelo, imposibilitando cualquier actuación de cambio de cota.  Es por ello que el uso en la planta superior se concentra en la zona donde se dispone de mayor altura.

Preservar la intimidad de las zonas más expuestas a las vistas desde las viviendas próximas y conjugarlo con el mantenimiento de las vistas propias hacia el paisaje urbano resulta una premisa. La vegetación, con su filtro permeable, logra tejer este sutil velo de distinta percepción a distancias variables.

La única zona de la terraza que posee las mínimas condiciones de soleamiento necesarias para poder ubicar una piscina es la oeste. Resultando inviable estructuralmente su instalación por debajo de la cota del forjado, las aguas quedan contenidas entre paredes de vidrio, caldeadas con el sol poniente y reflejando los destellos del cálido atardecer.

INTERIOR / EXTERIOR

El vasto espacio de terraza con vistas sobre Valencia se cualifica, dotándolo de uso y caracterizando su arquitectura, vinculando la actuación exterior con los mismos gestos proyectuales de interiorismo en una actuación unitaria.

Uno de los principales objetivos de este proyecto que une arquitectura e interiorismo será unificar la mayor superficie posible para ubicar las distintas partes del programa de zona de día. Esta unicidad se enfatizará con espacios diáfanos que comunican entre sí potenciando la sensación de amplitud que la vivienda puede aportar. Y todos ellos se volcarán hacia las privilegiadas vistas que se atisban desde la amplia terraza sobre Valencia.